Residentes


Los moradores de la comunidad Pontezuela, limítrofe entre Santiago y Tamboril, protestaron para demandar la reconstrucción y asfaltado de sus calles.


Los manifestantes colocaron escombros para impedir el tránsito vehicular por esa importante vía.


Con la lluvia caída el domingo, las calles de acceso a Pontezuela se tornaron intransitables por el lodazal.


Los protestantes fueron dispersados a bombazos, ocasionando que varias niños, algunos estudiantes presentaran problemas respiratorios.