PN y FBI


El jefe de la Policía, mayor general Nelson Peguero Paredes, firmó un acuerdo de cooperación con el Buró Federal de Investigaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos (FBI) y con el embajador de EEUU en el país, para crear una Unidad Táctica contra el crimen organizado. El objetivo del convenio es identificar y abordar de forma eficaz las amenazas del crimen organizado en República Dominicana y Estados Unidos. El pacto fue firmado por Carlos Cases, director adjunto de Operaciones Internacionales del FBI; el embajador James W. Brewster, y el jefe policial Peguero Paredes, en la sede de la PN.


Cases dijo que con el acuerdo se afianza una vez más la cooperación bilateral que existe entre ambas naciones y que en esta ocasión es para aunar los esfuerzos en desarticular y combatir las actividades criminales transnacionales.


Agregó que esas acciones de colaboración serán ejecutadas por un equipo de oficiales investigadores, con los perfiles idóneos para desempeñar sus funciones.


De su lado, Peguero Paredes dijo que es del interés en su gestión continuar desplegando acciones para una mayor presencia y colaboración interinstitucional con otros cuerpos policiales del mundo, para fortalecer la lucha contra el crimen.


Mientras, dijo el diplomático Brewster, que como representante de la embajada siempre colaborará y será un mediador de las acciones que tome el país en la lucha contra el crimen, porque considera que son actividades positivas para la seguridad de los ciudadanos.


El acuerdo tiene como objetivo el cumplimiento de la ley, reconociendo la importancia fundamental de la cooperación para identificar y abordar eficazmente las amenazas del crimen organizado de la República Dominicana y los Estados Unidos, respetando los principios de independencia, soberanía, integridad territorial, y beneficio mutuo. El equipo conformado por 15 miembros de la Policía Nacional tendrá a su cargo las operaciones en el país y fue entrenado en la Academia del FBI en Quantico, Virginia.


En el acto estuvieron presentes funcionarios de la legación diplomática estadounidense, entre ellos Marlin Ritzman, jefe de División de la Unidad de Crimen Transnacional del FBI, y Nelson Delgado, agregado jurídico del FBI en el país y la alta oficialidad de la Policía Nacional.