Condena


El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, aseguró ayer que el ministerio público mantendrá una posición firme y radical en el caso de la muerte de Mateo Aquino Febrillet, cuyo principal acusado como autor material es Blas Peralta.


Domínguez Brito dijo que no es la primera vez que el presidente de la Federación Nacional de Transporte Dominicano (Fenatrado), Blas Peralta, se ve envuelto en hechos de sangre y otras acciones ilícitas graves.


“Es una persona que por su condición reviste serio peligro en libertad, pero para nosotros resulta muy importante y para la sociedad dominicana que esta persona esté en prisión”, acotó Domínguez Brito, durante una rueda de prensa donde estuvo presente la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso. Llamó la atención de la justicia para que Blas Peralta, y los demás imputados, como el coronel retirado Rafael Herrera Peña, Franklin Venega y Geraldo Félix Batista no sean beneficiados con una medida coercitiva benigna, ya que hay que ser contundente y no dar la más mínima brecha de impunidad. Alertó a los jueces de que los imputados pueden utilizar algún subterfugio y que en estos casos las personas que tienen mucho dinero alegan tener enfermedad, estado de salud, como un mecanismo para evitar el conocimiento de los procesos judiciales de los hechos que se les imputan.


No obstante, sostuvo que el ministerio público buscará, por todos sus medios, que los imputados se mantengan en prisión para evitar que pretendan obstaculizar el desarrollo de las investigaciones, así como intentar adulterar y desaparecer parte de las pruebas que los incriminan de forma directa.


Manifestó que ninguno de los imputados califican para ser privilegiados con una medida de coerción que no sea prisión preventiva, ya que está convencido que, de no ser así, enfrentarán un alto porcentaje de peligro de fuga para evadir el proceso, y eso no debe permitirse.


Señaló que las imágenes de las cámaras del sistema de vigilancia 9-1-1, y los resultados de los peritajes forenses son contundentes para solicitar el máximo de la pena en contra de los imputados.


El Procurador General de la República abogó para que sea conocido y aprobado el proyecto de Ley de Armas, a fin de que se pueda poner más control en el porte y la tenencia, así como darle mayores herramientas al Ministerio de Interior y Policía, para que pueda trabajar más eficientemente en el control de las mismas.


“No podemos esperar más para aprobar dicha ley. Es de vital importancia para nuestra población y no es necesario otra muerte de esta naturaleza, para seguirnos lamentando; debe existir voluntad para que sea conocida y aprobada de forma definitiva”, enfatizó Domínguez Brito.