Ministro


El ministro de Obras Públicas reconoció ayer que el puente flotante que está sobre el río Ozama “necesita un mantenimiento mayor”, y será intervenido a partir del lunes por la condición en que está.Gonzalo Castillo se refirió al tema minutos antes de que el presidente Danilo Medina encabezara el acto de inauguración del proyecto habitacional Colinas del Río, ubicado en la zona de Buena Vista I, en el municipio de Villa Mella, Santo Domingo Norte.


Castillo aseguró que desde hace tres meses Obras Públicas viene realizando estudios sobre las condiciones del puente, arrojando que la obra “no representa peligro para las personas que transitan por allí”, contrario al informe realizado los días 1 y 2 de febrero del año en curso por la empresa Ciramar Shipyards a solicitud de la Armada de la República Dominicana, entidad encargada de las operaciones y mantenimiento de las barcazas. El referido estudio advierte sobre la “gravedad de los daños” e indica que el puente tiene desperfectos en un 75% de su estructura, por lo que recomienda prohibir el paso de vehículos pesados tales como camiones y autobuses cargados de pasajeros, hasta reemplazar las barcazas.


La advertencia emitida por la empresa Ciramar ha hecho que de manera particular se tomen medidas. La licorera Dupuy Barceló envió una circular a sus empleados recomendándoles que no utilicen la estructura, a fin de prevenir hechos lamentables.


El estudio destaca tres puntos del puente donde el deterioro ha causado estragos: presenta considerables deformaciones, oxidación y desgaste en las columnas y vigas que soportan la mayor carga de la estructura, ubicadas en las superficies libres de los tanques, que son los carriles centrales del puente. Deformaciones de una cantidad considerable de cuadernas longitudinales y verticales laterales como consecuencia de las operaciones marinas. Tanto la cubierta en la zona peatonal y de seguridad como las escaleras de acceso a los tanques y los registros que dan a cada escalera, en su gran mayoría, están deteriorados. Además, dice que la tripulación debe estar en constante operación de bombeo para poder mantener la flotabilidad, estabilidad e integridad de las barcazas.


Gonzalo aseguró que mientras acondicionan el puente el tránsito fluirá de manera normal.