Screen Shot 2016-03-12 at 12.01.41 PM
LOS ÁNGELES. El actor Michael Douglas tiene sus días contados, debido a una recaída en su estado de salud y los médicos lo han desahuciado, así lo informan medios estadounidenses.


Según reseñas de diversos medios el actor de 71 años de edad podría haber tenido una recaída en su cáncer de boca, enfermedad que sufrió en 2010 y que hizo temer por su vida hace más de un lustro.


El ganador de dos premios Oscar se encontraría en la actualidad en su residencia de Bermudas para poner en orden sus últimas voluntades y despedirse de los suyos. Ya cuando se le diagnosticó por primera vez la enfermedad tuvo que hacer frente a un duro tratamiento de quimioterapia y radioterapia debido a la agresividad del cáncer, enfermedad que habría vuelto con fuerza al cuerpo del actor estadounidense, esta vez extendiéndose por todo el cuerpo e impidiendo realizar un tratamiento válido para su curación.


El aspecto del actor habría empeorado en los últimos tiempos, perdiendo una veintena de kilos y no podría valerse por sí mismo.


El periódico Clarín informó que el pasado 24 de febrero fue la última vez que se lo vio públicamente, cuando le entregaron el César de honor. Se lo vio flaco y debilitado. Según el mismo actor declaraba tiempo atrás, el orígen del cáncer había sido el sexo oral. No sorprende, en un hombre que se ha confesado un adicto al sexo. “Aseguró que la forma de cáncer que ha padecido fue causada por el Virus del Papiloma Humano (HPV), que se transmite por contacto sexual; en su caso, por practicar sexo oral con una mujer.


Douglas, es hijo del actor Kirk Douglas, y está casado con la actriz Catherine Zeta Jones. A lo largo de su carrera ganó dos Premios Oscar. Uno de ellos por la producción de “Atrapado sin salida,“ protagonizada por Jack Nicholson y Louise Fletcher en 1975, y el otro por el papel protagónico de “Wall Street” de 1988. También se llevó tres Globos de Oro. Su consagración fue con el marido infiel de “Atracción Fatal”, junto a Glenn Close. En ese rol de sexópata se lo vio en “Bajos instintos” junto a Sharon Stone y en Acoso, junto a Demi Moore.


Sus últimos éxitos cinematográficos han sido “Traffic”, de Steven Soderbergh, la comedia “Last Vegas” con Robert de Niro y Morgan Freeman y Liberace, donde interpreta a un pianista homosexual. Su última participación fue en la película de superhéroes Ant Man.