Kate


La actriz mexicana Kate del Castillo “nunca recibió dinero del señor (Joaquín) Guzmán (Loera)” y su intención “nunca fue ofender al gobierno y mucho menos al Ejército y a la Marina mexicana”, escribió la también productora en un texto extenso en el semanario mexicano Proceso, publicado este domingo.


Esta es la segunda ocasión en que Del Castillo se refiere directamente al único encuentro cara a cara con el narcotraficante Joaquín el Chapo Guzmán Loera. Bajo el título “El día que conocí a Guzmán Loera”, el escrito ocupa ocho páginas de la revista.


La revista estadounidense The New Yorker publicó el viernes una entrevista con la actriz en la que también habla sobre el tuit que atrajo la atención del líder del cártel de Sinaloa y los primeros contactos con el equipo de Guzmán Loera a partir de septiembre de 2014.


Refiriéndose al Chapo como “el señor Guzmán” en gran parte del texto, Del Castillo escribe que el primer encuentro con los abogados del capo fue para iniciar un trabajo fílmico sobre la vida de este, cediéndole todos los derechos de su vida “porque la admira, la respeta y confía en usted plenamente (…) no se anda con poses (…) porque es valiente y porque quiere que actúe en su película, ya que le gustó mucho su trabajo en La Reina del Sur’…”.


“Mientras estaba preso, yo le pregunté a uno de sus abogados si podría mandarle una nota, pues quería agradecerle su confianza en mí. La respuesta fue positiva, se la harían llegar. Él respondió con una carta escrita con su propia letra, se refería a mí como ‘amiga’ y firmaba ‘Joaquín Guzmán L’… No fue solo una carta, y todas las guardo aún”.


En la entrevista concedida a The New Yorker, la actriz empresario mencionó que los mensajes con los abogados ya no los conservaba.


Para resarcir a las víctimas


Kate del Castillo relata en el texto de Proceso que el Chapo y Penn bebieron tequila por varias horas, y en un momento de la velada, Guzmán Loera la acompañó hasta su habitación para que descansara.


“Caminamos por un pasillo, él me tomó del brazo. El corazón me latía a una velocidad que no sabía que era posible. En ese corredor, mientras me llevaba del brazo de Joaquín Guzmán Loera, no sé dónde me salió valor para hablar. Pensé que si le molestaba lo que estaba por decirle, tal vez ésas serían mis últimas palabras: “Amigo, no se te olvide lo que te pedí en mi tuit, tú puedes hacer el bien, eres un hombre poderoso”. Él me veía con esa mirada penetrante que me atravesaba el cráneo; muy atento me siguió escuchando, continué con voz firme: “Y nuestro proyecto también va a servir para resarcir de alguna forma a las víctimas del crimen organizado, amigo, ¿cómo ves?”.


“Tal vez mi voz estaba firme, pero todo por dentro me temblaba, me sentía una nada. Su mirada –que no me había quitado de encima– se clavó aún más en la mía. Miniinfarto, me quería morir. Segundos que me parecieron eternos, hasta que me contestó: “Amiga, tienes un gran corazón, eso me parece muy bien”.


Del Castillo habló también con la periodista estadounidense Diane Sawyer de ABC. La entrevista se transmitirá el 18 de marzo.


La investigación federal


Kate del Castillo forma parte de la investigación de la Procuraduría General de la República mexicana (PGR), a quien señaló como una parte fundamental para la tercera recaptura del narcotraficante. Esta relación salió a la luz días un día después de su detención, cuando la revista Rolling Stone publicó un amplio reportaje firmado por el actor Sean Penn, en un encuentro que sostuvieron los tres en octubre pasado.


La dependencia también intenta que la actriz rinda su declaración para determinar si el Chapo financió el negocio tequilero de la actriz. Sin embargo, un juez federal en México otorgó un amparo a Del Castillo y ordenó a la procuraduría presentar los datos de las averiguaciones previas que tiene abiertas contra la actriz.


“Mi declaración se realizará cuando mis defensores determinen que existen las garantías legales para ir a rendirla. (…) Los riesgos y consecuencias de defenderme no se han hecho esperar. Hay gente que todavía cree en la inocencia y lucha por la verdadera justicia”, escribe Del Castillo en el semanario.


En esta misma edición, Proceso publica que esta investigación se basó en una supuesta denuncia anónima, consultó Wikipedia, el registro de la marca tequilera Honor del Castillo, y una nota del portal Regeneración.


El Chapo Guzmán se encuentra en la prisión del Altiplano, en el Estado de México, desde el pasado 8 de enero. Es la segunda vez que ingresa a este penal, donde estuvo recluido desde el 22 de febrero de 2014 hasta su fuga en julio de 2015.