Japon


La guardia costera de Japón retomó la búsqueda bajo el mar de algunas de las más de 2.500 personas que siguen desaparecidas tras el sismo y posterior tsunami de 2011 que arrasó la costa noreste del país.


Seis buceadores se sumergieron este jueves en las gélidas aguas de la bahía Hirota a petición de las familias sobrevivientes en la ciudad de Rikuzentakata.


Mientras las labores de reconstrucción en la destrozada región ganan ritmo, partes de la costa se destinarán a la construcción de muros de contención. Los familiares temen que sus seres queridos queden enterrados para siempre.


La policía dijo que más de 2.500 personas siguen desaparecidas en la zona, más de 200 solo en Rikuzentakata. Cerca de 16.000 personas fueron declaradas muertas, lo que eleva el número de posibles víctimas mortales a 18.000.