Mujeres


Dos mujeres suicidas mataron a al menos 22 fieles en un atentado durante los rezos matinales en una mezquita en las afueras de la ciudad de Maiduguri, en el noreste de Nigeria y que es la cuna del movimiento extremista Boko Haram, dijeron funcionarios de emergencias.


Una de las atacantes se inmoló en el interior de la mezquita y la segunda lo hizo en el exterior, mientras los sobrevivientes trataban de huir, explicó Abba Aji, coordinador del grupo civil de autodefensa Vigilante.


Al menos 18 personas más resultaron heridas en las explosiones registradas a primera hora del miércoles, dijo Abdul Mohammed, de la Agencia Estatal para la Gestión de Emergencias.


Umar Usman dijo que escapó al atentado porque llegaba tarde al rezo. “Estábamos solo a unos metros de la mezquita cuando escuchamos una fuerte explosión y todo lo que pudimos ver era humo negro y cuerpos tirados”, dijo a The Associated Press.


Rescatistas seguían buscando cuerpos y sobrevivientes entre los restos. Trece de los fallecidos ya fueron reclamados por sus familiares para celebrar los entierros rápidos habituales en la tradición musulmana, dijo un funcionario hospitalario.


La mezquita está en Umarari, en las afueras de la ciudad donde se encuentra el centro de mando de la operación militar nigeriana contra los extremistas islámicos de Boko Haram. En los últimos meses, varios suicidas se han inmolado en los controles de acceso a la ciudad gestionados por soldados y vigilantes, lo que pone de manifiesto el éxito de los esfuerzos para impedir que lleguen a zonas concurridas.


Este es el primer ataque registrado en Maiduguri desde el 28 de diciembre, cuando Boko Haram perpetró un ataque con granadas propulsadas por cohetes y varios suicidas que se cobró al menos 50 vidas.