embajadorSANTO DOMINGO. La Comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y trans (LGBT), demandó este viernes que se detengan los ataques homofóbicos no sólo contra el embajador de Estados Unidos en el país, James W. Brewster, sino contra todas las personas que “viven su día a día entre la discriminación y la violencia” a causa de su orientación sexual.


“Exigimos que este país abra los ojos y se dé cuenta de que el oscurantismo en el que hemos vivido sólo promueve la pobreza, la ignorancia y la muerte. Celebramos la valentía del embajador Brewster al no replegarse, junto con él salimos a la calle, a los medios de comunicación, a nuestros espacios de trabajo a decir aquí estamos y nos van a tener que respetar”, manifestaron a través de un comunicado enviado a los medios.


Aclararon que los derechos de las personas LGBT no es una agenda de los Estados Unidos, sino un derecho constitucional.


Indicaron que los ataques al embajador Brewster se apoyan en el “conservadurismo e hipocresía que impera en la sociedad dominicana.


Recordaron que la Constitución dominicana consigna que todos los dominicanos y dominicanas son iguales ante la ley, sin embargo, la población LGBT, forma parte de las personas cuyos derechos constitucionales son constantemente violentados.


“Cuando un diplomático cumple con sus funciones como son visitas públicas y promoción del comercio no se puede hablar de injerencia. En contraste con el encubrimiento de delitos sexuales, como ha sido el caso de la Iglesia Católica en República Dominicana, la cual ha usado todo su poder para evitar que las víctimas de pederastia accedan a la Justicia, que si lo es”, añadieron.


Señalaron que el reconocimiento de derechos humanos, en este caso de las personas LGBT, nunca es ajeno a la realidad de un país, “es deuda histórica, legítima y urgente”, por lo que solicitan a la sociedad dominicana, a sus líderes y gobernantes, reconocer que las personas que forman parte de las poblaciones LGBT son valiosas y se les debe respetar el derecho a vivir con dignidad.