Belgica


El primer ministro belga, Charles Michel, confirmó ayer que las autoridades belgas han detenido al principal sospechoso huido de los atentados del 13N en París, Salah Abdeslam, y a dos cómplices en el operativo antiterrorista efectuado en el distrito bruselense de Molenbeek.


“Hemos detenido a Salah Abdeslam en el marco de los registros relacionados con los atentados de París”, se felicitó Michel en una rueda de prensa con el presidente francés, François Hollande.


“Tres sospechosos han sido detenidos, entre ellos Salah Abdeslam”, dijo Michel, quien no reveló la identidad de los otros dos detenidos y explicó que “hubo resistencia armada de los sospechosos arrestados”.


El primer ministro belga aseguró que la batalla contra el terrorismo no termina esta noche, aunque el resultado de esta operación haya sido una victoria.


En cuanto al estado de alerta en el país, Michel indicó que habrá que esperan a ver si en las próximas horas el Órgano de Coordinación para el Análisis de la Amenaza (Ocam) de Bélgica recomienda elevar el nivel, ahora mismo en el grado tres.


“Debemos seguir alerta y hacer cooperar nuestros servicios de investigación, para prevenir peligros”, afirmó Michel.


El mandatario belga quiso agradecer “muy calurosamente” a las fuerzas de seguridad, a los servicios de inteligencia, a los agentes de la policía, a los magistrados y a los interrogadores” el trabajo “intenso, minucioso y profesional” que han efectuado.


“Es un resultado extremadamente importante en el marco de la lucha contra el terrorismo”, recalcó el primer ministro belga, quien explicó que en los últimos meses se han realizado unos cien registros bajo condiciones “extremadamente delicadas” en los que se ha detenido a 58 personas.


Michel subrayó además la importancia de la cooperación entre Bélgica y Francia en la lucha contra el terrorismo y en la investigación de los atentados del 13N en París.


El primer ministro belga y el mandatario francés han hablado por teléfono con el presidente de EEUU, Barack Obama, quien les ha pedido que feliciten a los servicios de inteligencia por haber dado con el presunto cerebro logístico de los atentados.


El jefe del Gobierno belga también agradeció su trabajo a los ministros de Interior, Jan Jambon, y de Justicia, Koen Geens.


Hollande, por su parte, anunció que hoy por la mañana convocará al Consejo de Defensa.