Seguridad


Ante la frecuencia de incidentes en envasadoras de gas, la Defensa Civil y las demás entidades que tienen que ver con esos establecimientos iniciaron un levantamiento de las plantas distribuidoras que están muy cercanas o contiguas a las poblaciones para aplicar nuevas medidas de seguridad.


El mayor general Rafael De Luna Pichirilo se reunió ayer con los presidentes de la Asociación Nacional de Importadores, Distribuidores y Transportistas de GLP, Guillermo Cochón y de la Asociación Nacional de Distribuidores de Gas (Anadigas), Raysa Rodríguez, con quienes habló del tema.


Explicó que la realidad es que existe la amenaza y la vulnerabilidad y por ende el riesgo de que las poblaciones cercanas a esas plantas puedan ser afectadas, por lo que no hay que esperar que el reglamento 2119 de 1972 sea reformulado, sino tomar acciones de prevención importantes e inmediatas que garanticen la seguridad.


Sostuvo que las respuestas de asistencia inmediata que han dado las distintas entidades oficiales en los tres últimos casos, tienen que ir más allá y readecuar y actualizar el reglamento 2119 de 1972 que establece un margen de 300 metros de distancia de las viviendas para que sea al menos 700.


“Ahora, antes de que el reglamento sea reformulado hay que tomar medidas inmediatas. ¿A qué yo llamo medidas inmediata? Yo entiendo que hay que establecer un área de protección y seguridad para los usuarios, no permitir que el usuario llegue al dispensador y que después compruebe en el área de seguridad el pesado de su tanque”, dijo.


Otra medida será que los vehículos entren hasta el dispensador de gas que entren con un conductor designado de la empresa distribuidora y se le entrega su propietario fuera de la estación para no poner en riesgo a los conductores.


“El personal de operación debe tener una vestimenta especial para en caso de incendios y debe estar certificados de la capacitación necesaria para operarlo”, sexpresó. De Luna Pichirilo afirmó que en el levantamiento que se hace se investigará a ver si algunas de esas envasadoras no tiene los dispositivos necesarios para la seguridad.


De su lado, Guillermo Cochón aseguró que continuarán revisando las medidas de seguridad para aumentarlas, aunque afirmó que la mayoría de las envasadoras cumplen con las normas. Dijo que la organización que dirige representa el 60% de los establecimiento.