Accidente


Incluso los autos sin conductor pueden causar accidentes.


Eso es lo que Google admitió cuando comunicó que uno de sus autos sin conductor fue al menos parcialmente responsable de un accidente con un autobús.


Google había dicho antes que había habido al menos 17 accidentes menores involucrando sus autos sin conductor, pero dijo que ninguno de ellos había sido causado por el auto.


Pero el 14 de febrero, una camioneta híbrida Lexus 450 con la tecnología sin conductor de Google se chocó levemente con un autobús de pasajeros en Montana View, California, ciudad donde queda la sede central de la compañía.


Google dijo que el auto estaba en el carril derecho de la calle e iba a girar hacia la derecha. Pero después de moverse hacia el carril derecho, se devolvió al centro para evitar chocar con unas bolsas de arena que estaban puestas alrededor de una alcantarilla. El bus, que venía por detrás, lo impactó en el lado izquierdo.


“Este es el tipo de malentendido que ocurre entre conductores humanos en las vías todos los días. Es un ejemplo clásico de la negociación que es parte normal de manejar, y estamos tratando de predecir los movimientos de los otros”, dijo Google en un comunicado.


La compañía afirmó que el conductor de prueba que estaba tras el volante cuando ocurrió el accidente pensó que el autobús le iba a ceder el paso, y el conductor del autobús pensó que el auto de Google iba a hacer lo mismo.


“En este caso tenemos cierta responsabilidad, porque si nuestro auto no se hubiera movido, no habría habido una colisión”, dijo Google.


El auto, según afirmó la compañía, iba apenas a 3 kilómetros por hora, mientras que el bus avanzaba a 24 kilómetros por hora. El auto quedó con algunas abolladuras en el costado izquierdo, pero no se sabe qué tipo de daño sufrió el bus.


Google dice que ha acumulado más de 1 millón de millas de conducción autónoma, y dijo que ha hecho cambios a su software tratando de evitar accidentes futuros como este.


“De ahora en adelante, nuestros autos entenderán que los autobuses y otros vehículos grandes son menos propensos a ceder el paso que otro tipo de vehículos, y esperamos manejar mejor estas situaciones de ahora en adelante”.