Seul


Corea del Sur y Estados Unidos realizaron hoy un ejercicio orientado a agilizar el traslado de tropas estadounidenses en el país asiático en caso de guerra, en un momento marcado por la tensión con Corea del Norte por sus ensayos nuclear y espacial.


En el ejercicio, conocido como RSOI, las tropas conjuntas simulan una situación de guerra en la que es necesario proporcionar los apoyos pertinentes para el envío urgente de soldados de Estados Unidos a la península de Corea, según confirmó a Efe un representante del Ministerio de Defensa de Seúl.


El ejercicio, que se lleva a cabo habitualmente desde hace más de dos décadas, ha cobrado en esta ocasión una especial relevancia al producirse en un momento en el que Corea del Sur y EE.UU. intensifican su presión política y militar contra Corea del Norte.


Ambos aliados han ampliado e intensificado sus maniobras militares en Corea del Sur y han desplegado más armamento -incluidos cuatro cazas F-22 Raptor estadounidenses y un submarino de propulsión nuclear- después de los últimos avances de Pyongyang en tecnología nuclear y de cohetes.


Corea del Norte llevó a cabo su cuarta prueba nuclear el 6 de enero, y el 7 de febrero lanzó su segundo satélite al espacio en una operación considerada un ensayo encubierto de misiles que violaría resoluciones de la ONU.


A la espera de que el Consejo de Seguridad de la ONU decida el castigo a aplicar, el presidente estadounidense Barack Obama firmó ayer una nueva ley para imponer más sanciones de manera unilateral al régimen de Kim Jong-un.