Arroz


Dirigentes del sector arrocero del país afirmaron que las importaciones de ese cereal, a través del Tratado de Libre Comercio con Centroamérica, Estados Unidos y República Dominicana (RD-Cafta), y bajo la coordinación del Ministerio de Agricultura se viene realizando con total transparencia y sin favoritismos.


El presidente de la Asociación Dominicana de Factorías de Arroz, Mandy Pimentel, expresó que ese proceso se viene haciendo de manera correcta, tal y como se acordó en la última reunión de la Comisión Nacional Arrocera, la cual está encabezada por el ministro de Agricultura, Ángel Estévez.


En ese sentido, consideró que bajo el RD-Cafta, como es una norma internacional en la que entra Centroamérica y Estados Unidos, todo lo relacionado al arroz y otros productos agrícolas se esta cumpliendo tal y como ha sido establecido en ese convenio.


Dijo que la cuota de importación de arroz que se importa al país anualmente no ha tenido variación, o sea que la misma se cumple fielmente y sin alteración ni con importaciones adicionales fuera del convenio.


Agregó que el único problema que tiene ese sector con el DR-Cafta es el desmonte arancelario que se vaya produciendo, debido a que como ese sector al no ser competitivo porque el arroz que viene subsidiado por los Estados Unidos podría crear inconvenientes a los productores nacionales.


Estévez dijo que lo ideal sería que el desmonte arancelario no se haga por completo, pero en cuanto a las importaciones sostuvo que las mismas se vienen llevando a cabo sin ningún tipo de favoritismo y de manera correcta.


Agregó que los gobiernos de Estados Unidos y República Dominicana deben llegar a un acuerdo político que permita solucionar el problema del desmonte arancelario del arroz.


De su lado, el asesor de la Asociación Nacional de Productores de Arroz, Oliverio Espaillat, defendió la forma como el Ministerio de Agricultura viene autorizando las importaciones del cereal desde los Estados Unidos.


Según Espaillat, no hay que tener dudas y ni temores, ya que cualquier decisión sobre ese sector, dependerá de la Comisión Nacional Arrocera, o sea que todo se viene llevando a cabo de manera transparente.


El dirigente arrocero dice que los 400 mil quintales del cereal, mas lo que dejara la presente cosecha, totalizarían unos 8.6 millones de quintales, los cuales son suficientes para mantener la cadena de distribución en todo el país y con un consumo de 900 mil quintales mensuales.


En cuanto al permiso de importaciones, afirmó todo se viene llevando a cabo de manera correcta, ya que es vía el Ministerio de Agricultura y la oficina del tratado libre comercial que se le da salida.


Dice que ambos organismos siempre estudian los valores y la asignación que le da a determinado importador, antes de proceder a su autorización. Expresó que el siempre ha estado de acuerdo para que sea al sector molinero que se le otorguen esos permisos, ya que de esa forma podrá existir mayor distribución.