Prision


El juez de Instrucción Especial, Antonio Sánchez, ordenó este miércoles prisión domiciliaria a la suspendida jueza Awilda Reyes Beltré y al renunciante juez Francisco Arias Valera, acusados de emitir sentencias, a cambio de dinero u otros bienes, en favor de acusados de varios delitos y crímenes.


El magistrado aceptó los arraigos presentados por la defensa de Awilda Reyes Beltré y de Francisco Arias Valera a fin de que le sea variada la prisión preventiva.


La prisión domiciliaria de ambos jueces estará sujeto a la vigilancia del Ministerio Público.


Contra los acusados han accionados los sindicatos de choferes afiliados a la Federación Nacional de Choferes La Nueva Opción, FENATRANO, que lidera el diputado Juan Hubieres.