Haitiano


Una bala perdida mató a un menor de cinco años, mientras que un hombre mató de un disparo a un nacional haitiano cuando jugaba en una banca de loterías, informó la Policía.


Dijo que el niño Kelvin Núñez, fue alcanzado por una bala perdida cuando jugaba en la galería de la vivienda de sus padres en la calle Las Mercedes, en el sector Brisas de Guázuma, de Baní. Falleció cuando recibía atenciones médicas en un centro de salud de la capital.


Mientras, que el haitiano Wilfredo Romero, de 25 años, murió a causa de un disparo que le hizo un desconocido cuando estaba en una banca de loterías, en el sector Santa Rosa, de Baní.


La Dirección de Investigación Criminal, de la Policía nacional, dijo a EL NUEVO DIARIO, que al momento del hecho, la víctima se encontraba jugando números en una banca donde se presente un sicario y le hizo varios disparos.


La legista Mercedes Féliz se presentó a la escena del crimen donde ordenó levantar el cadáver y trasladarlo al Instituto de Patología Forense, en la ciudad de Azua.