Niña


El portal en español de Yahoo! dio a conocer la historia de Olivia, una niña que no siente dolor, hambre o sueño.


El portal revela que tiene apenas 7 años pero ya es una auténtica celebridad no solo en su Huddersfield (Inglaterra) natal, sino en el mundo entero. Se llama Olivia Farnsworth y desde hace unos días ocupa las portadas de los medios gracias a que no siente ni dolor, ni hambre ni sueño por culpa de la ausencia de una parte del cromosoma 6. Tanto es así, que ya se ha ganado el sobrenombre de la ‘niña biónica’.


Los primeros síntomas empezaron desde muy pequeña, ya que no le creció el pelo de forma normal hasta los cuatro años, pero fue tras un accidente en la guardería cuando los padres descubrieron que pasaba algo raro con la pequeña. Olivia se cayó en el jardín de infancia y se partió el labio, pero no reaccionó de ninguna manera.


En lugar de llorar, simplemente se tocó el labio sin inmutarse pese a que estaba sangrando abundantemente. Fue necesaria la cirugía y los médicos advirtieron a los padres sobre esta extraña anomalía.


Un nuevo suceso, pasado el tiempo, arrojó un poco más de luz sobre el caso y mostró la ausencia de parte del cromosoma 6, relacionado con la respuesta inmune del organismo. La niña fue atropellada y arrastrada por un coche, pero una vez más no solo no lloró, sino que se mantuvo impasible y ante la atónita mirada de sus padres preguntó “¿Qué pasa?”


Tenía marcas de neumático en el pecho y perdió piel en el pie y cadera, pero no había nada roto, gracias a que no se tensionó en el momento del impacto y por eso no se produjeron fracturas.


El dormir tampoco es sencillo para ella. Desde los 9 meses ya no lo necesitaba y ahora sus padres la tienen que dar somníferos porque sino la pequeña puede estar hasta 72 horas despierta sin ningún tipo de problema.


“Olivia nunca lloraba, a los nueve meses dejó de dormir con normalidad y el pelo no le creció adecuadamente hasta los cuatro años”, revelaba su madre, Niki Trepak, al Daily Mail.


No se conoce ningún otro caso en el mundo como el de Olivia, lo que hace a la pequeña única. Su familia ha puesto en marcha una campaña para recaudar fondos con el objetivo de que el Centro Médico Universitario de Groningen (Holanda) investigue el caso de su hija.