incendio


Murió calcinada una niña de tres años cuando dormía sola en la habitación de su casa en el sector Perpetuo Cocorro de la provincia San Juan de la Maguana.


Vecinos y familiares intentaron desconectar los cables eléctricos de la vivienda, pero, según dicen, les fue imposible. Según una tía intentaron también abrir la puerta cuando sintieron el humo, pero la casa estaba ya electrificada.


El padre de Racaidy de la Rosa había ido al hospital a llevar a su hermano con una molestia por ingesta alcohólica, no teniendo tiempo de llegar al centro, cuando recibió la noticia de que su hija había muerto.


El cadáver totalmente quemado fue depositado en la morgue del hospital Alejandro Cabral, pero sus parientes se oponen a que sea llevado a patología forense.