Frontera


Desde el pasado miércoles, las autoridades que trabajan con la protección y vigilancia de la frontera dominicana con Haití han incrementado el personal y los equipos con el fin de responder a cualquier eventualidad ocasionada por la crisis política generada por el fin del mandato del presidente haitiano Michel Martelly.


Ayer, se reunieron en la ciudad fronteriza de Jimaní el director del Cuerpo Especializado para la Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront), general Carlos Aguirre, y el comandante de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización en Haití (Minustah), general Ajax Porto Pinheiro.


Aguirre informó que en Haití se incrementó el patrullaje y la presencia militar para evitar disturbios. En la República Dominicana, el ministro de Defensa dispuso la activación del plan de contingencia correspondiente, que incluye el reforzamiento de los diferentes puntos de vigilancia, tanto del Ejército como del Cesfront.


En medio de una crisis política ocasionada por la posposición de la segunda vuelta electoral y las denuncias de fraude en la primera ronda, el presidente de Haití culminará mañana el mandato que asumió el 14 de mayo de 2011.


Ayer, Martelly presentó sus primeras propuestas para superar la crisis. En un comunicado, recogido por la agencia EFE, indicó que se discute, en primer término, un Gobierno de transición a partir de este domingo y hasta la revisión de la Constitución.


Propuso también mantener los ministros del actual Gobierno, completar el Consejo Electoral Provisional, continuar con el aplazado proceso electoral para escoger un nuevo gobernante y que la Presidencia sea asumida por el titular de la Asamblea Nacional, Jocelerme Privert, o por el de la Corte Suprema de Justicia, Jules Cantave.


En la fronteriza Dajabón, el mercado fronterizo de los viernes se realizó con una disminución de compradores haitianos. Algunos comerciantes adelantaron que si la situación política en Haití sigue deteriorándose, es posible que el mercado del lunes no se efectúe.