Cuba


Héctor Rodríguez lanzó seis sólidas entradas y el cubano Yunieski Betancourt se convirtió en el verdugo de sus antiguos compañeros al batear de 4-3 e impulsar cuatro para que los Venados de Mazatlán avanzaran a la final al derrotar 7-2 a los Tigres de Ciego de Ávila.


Los Venados, que extendieron su invicto a cinco, se citaron con los Tigres de Aragua en el partido donde se disputará el título de campeón de la edición 58 del clásico caribeño.


Rodríguez toleró cuatro hits y una carrera para anexarse la victoria, su segunda de la justa. Dio tres bases y ponchó a cuatro.


Perdió Vladimir Baños, quien en tres entradas, permitió tres carreras, dio dos transferencias y ponchó a tres.


Su labor fue complementada por Terance Marín el dominicano Esmailin Caridad y Jake Sánchez y Steven Hensley, quienes solo pérmitieron una vuelta el resto del camino Los Venados de Mazatlán, que llevan a México a su cuarta final consecutiva, asumieron la delantera del encuentro 3-0 en el cuarto episodio contra el derecho Vladimir Baños, que inició por los Tigres de Ciego de Ávila.


Alex Liddi disparó un doble al jardín izquierdo.


Baños se complicó al bolear a Cyle Hankerd y a Jorge Vázquez, llenándose las bases. Yunieski Betancour impulsó la primera del juego con sencillo al left.


El relevista zurdo Liván Moinelo reeemplazó a Baños y comenzó transfiriendo a Esteban Quiroz, dando lugar a que Hankerd pisara el plato. Luego lanza otra bola contra Erick Rodríguez, su quinta consecutiva, y el dirigente cubano Roger Machado, tratando de evitar que el partido se le fuera de las manos, envía al box a Yander Guevara.


Éste obliga a Rodríguez a batear para doble play por la vía segunda,-siore-primera, pero Betancourt entró en carrera, la tercera de México.


El colectivo mexicano hizo una raya más en el cierre del sexto para poner la pizarra 4-0. Jorge Vázquez y Betancourt, los primeros dos bateadores, ligan incogibles al prado derecho.


Yoanny Vera sustituye a Guevara. Esteban Quiroz tocó para avanzar los corredores, pero lo hizo de frente al pitcher, quien tira a tercera y fuerzan a Vásquez.


Erick Rodríguez dio sencillo al izquierdo que impulsó a Betancourt.


La escuadra cubana marcó una en el séptimo, pero se quedó corta. El zurdo Héctor Rodríguez, que la maniató en las primeras seis entradas, dio muestras de cansancio al dar boleto a Lourdes Gourriel iniciando la misma.


El zurdo Terance Marín lo reemplaza y es golpeado por un fuerte rodado salido del bate de Guillermo Avilés.


Osvaldo Vásquez disparó sencillo que llevó hasta el plato a Gourriel, pero José Adolis falló con elevado al central y el emergente Stayler Hernández bateó para doble matanza.


Un triple de Betancourt con las bases llenas en la parte baja de ese inning puso una lapidaria diferencia de 7-1 Alfredo Despaigne dió un doble remolcador de la segunda de Cuba en el octavo.