Danilo


Dos propuestas destacan como las claves de la campaña por la reelección presidencial de Danilo Medina: “República Digital” y “Transparencia y lucha contra Corrupción”, que ayer se erigieron como las principales promesas del mandatario en su comienzo formal de campaña.


Medina prometió facilitar el acceso a Internet con su programa nacional “República Digital”, despojado de la idea de que las tecnologías de la información y la comunicación son un lujo para la ciudadanía, convencido, aseguró, de que son un poderoso efecto a favor de la educación, la salud y la integración en la economía mundial.


El proyecto tendría como brazos operacionales los espacios “Banda Ancha para Todos” y los Centros de Tecnologías de la Información y la Comunicación, que serían convertidos en prioridades en una eventual nueva gestión.


Ignorar la corrupción es omisión imperdonable, aseguró Medina, al entrar en su propuesta de transparencia, y se convierte en un error grave para cualquier miembro de los poderes de la República. “Transformarla en bandera única es un equívoco y gran demagogia. Los candidatos sin propuestas y sin apoyo usan esa bandera”, aseguró el Presidente.


Así comienza de manera formal la campaña presidencial de Danilo Medina, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y del Bloque Progresista, en búsqueda de lograr una reelección presidencial que les mantenga en el poder por otros cuatro años, que ya serían 16 de manera ininterrumpida.


Danilo y el PLD despejaron atisbos de fraccionamientos con la presencia, abrazos y manos levantadas de Leonel Fernández, presidente de la organización política, y quien tenía intenciones de correr por la candidatura presidencial de la organización política.


La presentación formal de Medina también sirvió para estrenar en un acto nacional la alianza con el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que le permitió aprobar una modificación constitucional que restableció la reelección presidencial y la posibilidad de quedarse en la Presidencia del país.


El Presidente aprovechó su discurso para, con pequeñas frases, reafirmar que esta será su última postulación a la Presidencia de la República.


Los ocho ejes principales de un nuevo gobierno de Medina, en caso de ser reelecto, serían mejorar la economía de las familias, reducir la desigualdad, el crecimiento de empleos formales, inversión en innovación y desarrollo, potenciar la seguridad ciudadana, mejoras en salud y educación y mayor transparencia en la administración pública.


Se comprometió a entregar en las próximas semanas su Plan de Gobierno, aunque adelantó que una de sus metas es lograr 400,000 nuevos puestos de trabajo en el sector formal, y convertir a los “ni-ni”, jóvenes que ni estudian ni trabajan, en personas que sí estudien y que sí trabajen.