Infarto


Un médico veterinario fue encontrado muerto en el interior de su residencia en Mao, y de acuerdo a las autoridades, falleció de un infarto provocado por el uso de un estimulante sexual.


La víctima fue identificada como Francisco Antonio Pilarte, cuyo cuerpo fue hallado sobre su cama en la vivienda ubicada en la calle Independencia esquina Beller de esa ciudad.


El médico legista Rigoberto Marte certificó que el veterinario falleció a consecuencia de un infarto agudo al miocardio por la ingesta de una sustancia química o estimulante sexual.


La fiscal Joselín Checo dijo que al lado del cadáver se encontró un sobre de cuatro capsulas de estimulante sexual con una sola pastilla de 100 miligramos.


La representante del Ministerio Público dispuso el envío del cuerpo al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) de la ciudad de Santiago para fines de autopsia.