Refugiados


Más de 100.000 refugiados e inmigrantes han llegado a Europa por el Mediterráneo desde enero, informó hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).


De ellos, más de 97.000 entraron por Grecia y el resto por Italia (unos 7.500), precisó la entidad.


En ese periodo se registraron 410 muertos en naufragios, de los que 321 perecieron en la ruta del Mediterráneo oriental, entre las costas de Turquía y las islas griegas, considerada actualmente el trayecto marítimo más mortífero para los refugiados.


Según los registros de la OIM en Grecia, en lo que va de febrero llegaron a este país más de 35.000 refugiados e inmigrantes, de los que 48 % proceden de Siria, el 25 % de Afganistán, el 17 % de Irak, el 3 % de Irán y el 2 % de Pakistán.


El 5 % restante son originarios de Marruecos, Bangladesh, Somalia, entre otros países.


En este mes, la OIM estima que unos 26.000 refugiados han cruzado la frontera entre Grecia y Macedonia, donde sólo se permite el tránsito de nacionales de Siria, Irak o Afganistán.


En cambio, en Italia “se han reportado varios días sin llegadas debido a las duras condiciones del mar”, del cual en un sólo día -este lunes- fueron rescatadas 940 personas, concretamente en el Canal de Sicilia.


La mayoría de ellos eran de origen subsahariano y habían salido desde Libia debido al deterioro de la seguridad en el país.


“Seguimos registrando llegadas de muchos inmigrantes vulnerables, que están generalmente en malas condiciones y han sido víctimas de violencia por parte de los traficantes. Igualmente hay muchas mujeres víctimas de tráfico, una tendencia alarmante que ya observábamos en 2015”, dijo un portavoz del OIM desde Italia, Flavio Di Giacomo.


Mientras que las entradas de refugiados e inmigrantes por Grecia ha aumentado de forma exponencial con respecto a hace un año, las que se producen por Italia se mantienen estables.


La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) estima que hasta el 90 % de los que llegan por el Mediterráneo a Grecia huyen de la guerra y la persecución y son aptos para recibir el estatus de refugiados.