Industria


El Ministerio de Industria y Comercio informó este miércoles que la planta que explotó ayer en el sector Los Ríos, en el Distrito Nacional, y que dejó al varias personas quemadas, así como viviendas y vehículos destrozados cuenta con los requisitos necesarios para operar.
De acuerdo al Plan de Regulación Nacional de la cartera, la planta, de nombre Sol Gas, inició sus operaciones el 18 de noviembre de 1993 “en virtud del Oficio No. 000650, DG.0432/93”.


Agregó que posee los siguientes permisos: Dirección del Catastro Nacional, de fecha 19/2/1993; aprobación del Ayuntamiento y la Oficina de Planeamiento Urbano de Santo Domingo, de fecha 31/5/1993; permiso de construcción del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones de fecha 27/9/1993; permiso de la Defensa Civil Dominicana, de fecha 22/2/1993; aprobación del Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo, de fecha 18/2/1993; permiso Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales No. 1076-10 (renovado).


Estos datos fueron suministrados por Industria y Comercio en una nota de prensa.


Asimismo, señaló que dispuso, desde tempranas horas de la mañana, la presencia de miembros del Cuerpo Especializado de Control de Combustibles (CECCOM) “a los fines de asistir a las autoridades en el lugar del hecho, a la vez que técnicos de la Dirección de Hidrocarburos y del Plan Regulador realizan las indagaciones correspondientes”.


Indicó que, de acuerdo a las verificaciones realizadas en la zona del estallido, “se pudo determinar que el mismo fue producto de una fuga causada por el desperfecto en una válvula del tanque principal, que al entrar en contacto con una chispa provocó la explosión”.


No obstante, dice que “al lamentar el hecho, la Dirección del Plan Regulador del MIC declaró que el Cuerpo de Bomberos determinará las causas exactas”.


Tras la explosión de la planta, que está ubicada en la avenida Sol Poniente del sector Azul de la referida demarcación, varias personas resultaron con quemaduras, algunas de las cuales están ingresadas en cuidados intensivos del Hospital Ney Arias Lora, en Santo Domingo Norte. De igual modo, más de una decenas de vehículos resultaron totalmente destruidos, al igual que varias viviendas, una de las cuales era de tres niveles y colapsó en su totalidad.