Periodista


Una reportera secuestrada esta semana en su casa por hombres armados en el estado de Veracruz fue hallada muerta, informaron el martes las autoridades.


El cuerpo de Anabel Flores Salazar fue descubierto en una carretera del colindante estado de Puebla y más tarde fue identificado por familiares, indicaron fiscales de Veracruz en un comunicado.


Flores Salazar, una reportera de la fuente policiaca para un periódico local en la ciudad de Orizaba, en Veracruz, fue secuestrada en su domicilio cerca de la ciudad el lunes antes del amanecer.


Al menos 15 periodistas han sido asesinados desde que el gobernador Javier Duarte asumió el poder en 2010 y tres más han desaparecido. Su gobierno ha sido criticado por insinuar que muchos de esos reporteros tenían vínculos con narcotraficantes o fueron víctimas de la delincuencia común.


En el caso de Flores Salazar, los fiscales dijeron que estuvieron investigando “todos los probables vínculos de la reportera”.


“Las autoridades en Veracruz tienen un historial de denigrar las actividades de los periodistas locales sin proporcionar alguna prueba concreta”, dijo Carlos Lauría, coordinador del Programa de las Américas del Comité para la Protección de los Periodistas, con sede en Nueva York. “Exhortamos a las autoridades abstenerse de hacer acusaciones infundadas que podrían poner aún en mayor peligro a la prensa de Veracruz”.


En agosto, cinco hombres armados irrumpieron en un bar de Orizaba y asesinaron a un reportero que estaba sentado en una mesa con un conocido jefe de una banda de narcotráfico.