Haiti


El presidente provisional de Haití se dijo ayer comprometido a respetar los plazos que asegurarán que su gobierno interino no dure más de 120 días a fin de cumplir con un acuerdo negociado recientemente.


El presidente Jocelerme Privert hizo tales comentarios durante su primera conferencia de prensa como el líder provisional de Haití. Una mayoría de legisladores eligió al ex líder del Senado el pasado fin de semana para encabezar un gobierno interino de corto plazo, llenando el vacío dejado por el fin del periodo del ex presidente Michel Martelly y la falta de un sucesor electo.


Aunque varias figuras políticas han aseverado que el gobierno transicional debería durar por un periodo mayor, Privert dijo a los reporteros que él “va a hacer lo que sea necesario para que el calendario de 120 días sea respetado”.


Un acuerdo de último minuto alcanzado a principios de este mes por los legisladores y Martelly exige que la pospuesta segunda vuelta de las elecciones sea llevada a cabo el 24 de abril, y el presidente electo asuma el cargo el 14 de mayo. En el pacto se contemplaba que el presidente provisional sería elegido para un periodo no superior a los 120 días.


El trato se logró después de que las violentas protestas de la oposición y las fuertes sospechas de fraude electoral a favor el candidato elegido por Martelly, Jovenel Moise, llevaran a la cancelación de la votación de segunda vuelta el mes pasado. Había sido pospuesta por primera vez en diciembre.


Kenneth Merten, el coordinador especial del Departamento de Estado norteamericano para Haití, dijo en un informe de prensa esta semana que el éxito del acuerdo conseguido por los líderes políticos del país depende del compromiso del gobierno interino para cumplir plenamente con el acuerdo en el periodo que fue establecido.