Edicion


El regulador británico de salud en materia de fertilidad autorizó este lunes la solicitud de una científica para editar el genoma humano empleando una polémica técnica que algunos temen pueda cruzar demasiados límites éticos.


La Autoridad de Fertilización y Embriología Humana dijo en un comunicado que había autorizado la investigación dirigida por la científica Kathy Niakan para tratar de comprender qué genes necesitan los embriones humanos para desarrollarse con éxito.


Investigadores chinos hicieron el año pasado el primer intento de modificar genes en embriones humanos. Su experimento de laboratorio no tuvo éxito, pero planteó la perspectiva de modificar genes para reparar los genes de las generaciones futuras.


Algunos científicos señalan que estas técnicas podrían llevar a tratamientos para enfermedades heredadas como la distrofia muscular o el VIH. Sus detractores advierten que manipular el código genético podría llevar en un momento dado a bebés humanos modificados genéticamente.