DESAYUNO ESCOLAR


Estudiantes del liceo Adelaida Acosta, del sector La Ciénaga en Los Alcarrizos, protestaron ayer por las alegadas malas condiciones de higiene y calidad del desayuno y almuerzo escolar que reciben todos los días.


Los jóvenes decidieron no entrar a docencia para llamar la atención de las autoridades, porque, según alegan, los alimentos les hacen daño, y porque tampoco se les permite llevar su propia comida.


La protesta de los alumnos motivó que se presentara al plantel el técnico de Educación, Pedro Polanco, quien, junto al director Alfredo Lizardo, trataron de convencerlos de que retornaran a las aulas.


Explicaron que no pueden permitir que cada estudiante lleve su comida, porque la jornada extendida incluye alimentos, cuyos niveles nutricionales son elaborados respondiendo a parámetros aprobados por expertos.


Los estudiantes dijeron que algunos no pueden consumir leche porque les afecta la lactosa, pero en ese caso acordaron que si se presenta un certificado que avale esa afirmación se les permitirá llevar otra opción.


Sugirieron que el Ministerio de Educación cambie al suplidor que pueda ofrecer alimentos variados y de calidad, porque según dijeron, algunos alimentos han aparecido con moscas y en una ocasión hallaron una curita ensangrentada en un plato.