Empresarios


La Cámara de Comercio y Producción de Santiago y las asociaciones de Comerciantes e Industriales de esta provincia (ACIS) y de Mayoristas Provisiones (Amaprosan) plantearon hoy con urgencia a los legisladores que modifiquen el Código Laboral vigente, alegando que hay abogados que están descapitalizando a empresas y comercios con demandas y embargos injustificados.


El presidente de la Cámara de Comercio de Santiago, Juan Manuel Ureña, indicó, que esa legislación no deja espacio para que el trabajador se reúna con el empleador para buscar una solución amigable.


“Desde hace tiempo creo que hacen falta cambios sustanciales y reformas al Código Laboral, como lo demanda todo el sector empresarial del país”, declaró Ureña.


Al mismo tiempo, explicó que el Código laboral no favorece la evolución de los negocios, sobretodo los pequeños, para que puedan insertarse en el aporte económico al país, por lo que estima necesario entrar en una mesa de diálogo en la que, a su vez, se preserve los derechos adquiridos por los trabajadores.


De su lado, el presidente de ACIS, Sandy Filpo, pidió la reforma del Código Laboral para que se acabe, dijo, con las “mafias de abogados”, que “en complicidad con otras instituciones saquean las empresas con demandas fabricadas para obtener beneficios”.


En un encuentro con periodistas locales, Filpo prometió salvaguardar en esa reforma los derechos adquiridos de los trabajadores.


“Seremos guardianes de los derechos adquiridos de los trabajadores, como la cesantía y otros”, aseguró el presidente de la ACIS.


En ese sentido, subrayó que cada cierto tiempo se activan grupos de abogados, alguaciles y otros, que amparado del Código Laboral, inician procesos judiciales que afectan a numerosas empresas y establecimientos comerciales.


Filpo llamó al presidente Danilo Medina, a los legisladores, a los candidatos presidenciales, políticos, e instituciones del Estado, como el Ministerio de Trabajo, asumir en sus programas de gobierno una legislación de trabajo que busque la modificación del código de trabajo.


En tanto, que el nuevo presidente de la Asociación de Mayoristas en Provisiones de Santiago (Amaprosan), Julio César Pérez, dijo que se une a las voces que claman por una reforma al Código Laboral.


Al pronunciar un discurso en la juramentación de la nueva junta directiva de esa entidad, Pérez consideró que la reforma es importante, debido a que pequeñas y medianas empresas son víctimas de prácticas “indecorosas, desleales y fuera de todas normas jurídicas”.


Según el dirigente comercial, las demandas, que, a su juicio, “son dolosas e inescrupulosas” muchas veces están acompañadas de embargos, que han dejado en la ruina a numerosos comerciantes y empresarios.


“Nuestra institución no escapa de estas prácticas, ya que está formada por hombres y mujeres representantes del sector mayorista, y en más de una ocasión nos ha tocado vivir las situaciones descritas anteriormente y ser testigos de la desaparición (de negocios) de muchos colegas, como consecuencia de estos actos”, se quejó el líder empresarial.