Foto-principal-para-los-artu00edculosTras dos años y medio de viajes hacia el sur, Francisco Pizarro recibió órdenes de cancelar la expedición al Perú y regresar a Panamá, el español que carecía de la oratoria de su sobrino Hernán Cortés conquistador de México, pero estaba convencido de que era la coyuntura más importante de su vida, trazó una raya en el suelo y dijo lo siguiente, cito: “Por este lado se va a Panamá, a ser pobres, por este otro al Perú, a ser ricos; escoja el que fuere buen castellano lo que más bien le estuviere” queriendo significar con esto que ellos tenían la oportunidad de escoger y decidir su futuro, si seguían en la pobreza o conquistaban la riqueza, solo 13 hombres de los 112 supervivientes que componían su expedición decidieron cruzar la línea para ser ricos en el Perú.


El licenciado Danilo Medina en el 2007 cuando el estado encabezado por el presidente Leonel Fernández lo aplastó, se fue a su casa a reflexionar e invito a sus expedicionarios en el PLD a cruzar la línea de ese proceso para llegar a la presidencia de la República en lo adelante, cosa que en ese momento se veía muy lejos o difícil, por lo que acababa de vivir a lo interno de su partido, que no se explicaba el porqué había perdido la primarias internas cuando siempre dijo que él era el líder de las bases de esa organización política, por sus condiciones excepcionales de haber trabajado en la construcción de la maquinaria morada junto al líder y guía el profesor Juan Bosch.


Cuando en el 1994 propusieron a Danilo Medina para compañero de boleta a vicepresidente con el profesor Juan Bosch, él declinó proponiendo a Leonel, como el PLD no ganó las elecciones de ese proceso porque el PRD quedó en primer lugar en primera vuelta, el PLD y el PRSC en segundo y tercer lugar en las elecciones, Danilo Medina junto a Temístocles Montás decidió poner a Leonel como candidato presidencial por el frente patriótico, donde el presidente Joaquín Balaguer y el expresidente Juan Bosch levantaron las manos al Dr. Leonel Fernández y Jaime David Fernández Mirabal, sellando el triunfo morado para 1996 llegando al poder por primera vez, según lo externado por el propio Danilo de que él y Leonel hicieron un acuerdo de que lo apoyaría para presidente con el compromiso de que Leonel lo apoyara en el 2000, pero éste lo traicionó dejándolo solo para que Hipólito Mejía y el PRD lo derrotaran para así él demostrar que con Danilo Medina el PLD no gana y poder retornar otra vez, una jugada maestra del príncipe en ese momento el Dr. Leonel Fernández, aun así Danilo volvió a apoyarlo en el 2004 ganándole la reelección a Hipólito, el mismo que él usó en el 2000 para demostrar que él era el León, cuando Danilo sacó la cabeza aspirando en el 2007 se la cortó traicionándolo otra vez usando los recursos de su propio gobierno.


Danilo Medina desde que llegó a la presidencia el 16 de agosto del 2012 trazó su raya de Pizarro con Leonel y su principado de 12 años de gobierno, como hizo Francisco el noble, explorador y conquistador del Perú, cuando muchos pensábamos que él iba a ser un presidente títere de Leonel Fernández nada más incierto, ha sido todo lo contrario, vino con su propio librito a tal punto que en 4 años borró al que le llamaban “el príncipe, el León” y a quien yo bauticé como “el encantador de serpiente”, Danilo trazó esa raya en su primera salida como mandatario en su pueblo natal de San Juan de la Maguana, su primera declaración fue, cito: “He recibido el país como un maletín, lleno de facturas” estableciendo que el país lo estaba recibiendo endeudado, de inmediato marcó un distanciamiento entre él y Leonel Fernández, cosa que los leonelistas perdieron de vista, pero ya es demasiado tarde…


Por el periodista Salvador Holguín
Hilando Fino