Drone


El Gobierno de Bahamas anunció nuevas regulaciones para los dueños de drones para uso comercial y de recreación, debido a la creciente proliferación de estas máquinas, que, a partir de hoy, deberán estar registradas ante las autoridades.


En un comunicado difundido hoy, el Ministerio de Transporte y Aviación de Bahamas anunció nuevas normas para el uso de estos aparatos en ciertos espacios públicos y delineó las responsabilidades por accidentes que tendrán que asumir sus propietarios.


Los dueños de drones tendrán hasta el 29 de febrero para registrarlos en el Departamento de Aviación Civil. A partir de esa fecha, los aparatos no registrados podrán ser confiscados.


Además, hoy entró en vigor una nueva medida que requiere que todos los ciudadanos que deseen importar este tipo de tecnología necesitan obtener primero un certificado de registro del Departamento de Aviación Civil para que las autoridades aduaneras permitan su entrada en el territorio.


Entre las regulaciones se restringirá la operación de drones cerca de los aeropuertos, de áreas muy pobladas y de vehículos de motor o embarcaciones.


“Los dueños u operadores de drones serán obligados a aceptar total responsabilidad por cualquier accidente, lesión o daño causado por la operación de esta tecnología”, dijo el Ministerio.


Bahamas es un archipiélago situado al este de Florida (EE.UU.) y al norte de Cuba compuesto por unas 700 islas y cayos y que cuenta con una población de poco más de 300.000 habitantes.