Zika


La posible entrada del virus del Zika ha disparado la alarma de las autoridades de Salud, que han instruido que entre las primeras pruebas que se haga a quien acude a emergencia con fiebre, dolores en las coyunturas y conjuntivitis sean las dirigidas a detectar la enfermedad.Desde que se emitió la alerta ante la amenaza de que el virus toque territorio nacional, las emergencias y especialistas de los centros de salud pública observan con especial atención cualesquiera de los síntomas asociados al virus, a fin de detectar posibles casos o descartarlos.


Además, Salud Pública mantiene activa la Comisión Nacional de Emergencias, los Comités de Mitigación y Respuesta y el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica.


Ayer, la ministra de Salud, Altagracia Guzmán Marcelino, instruyó a los directores regionales sobre el Plan de Respuesta que aplicarán tanto la Red Pública y los centros del sector privado frente a la posible entrada del zicavirus al país.


En la reunión, celebrada en el Ministerio de Salud Pública, se entregó un documento con las directrices necesarias a fin de que lo distribuyan y socialicen con el personal de salud, y se demandó de las direcciones provinciales de Salud que velen por el cumplimiento de lo establecido.


En ese orden, el Servicio Nacional de Salud (SNS), que dirige el doctor Ramón Alvarado Mendoza, a través de los Servicios Regionales de Salud (SRS), los hospitales y demás centros de salud públicos toman las previsiones para recibir, diagnosticar, dar adecuado tratamiento y reportar cualquier caso que se presente, mientras que las Direcciones Provinciales de Salud (DSP) llevan a las comunidades orientación de promoción de la salud y prevención de la enfermedad, y trabajan con la población en la eliminación de los criaderos de mosquitos.


“Frente a esta amenaza, los lineamientos que se estarán ejecutando son principalmente la información que debe llegar a los profesionales y técnicos de salud, públicos y privados, patronatos y organizaciones no gubernamentales (ONG)”, dijo Guzmán Marcelino durante la reunión.