Prision


Las juezas de la Tercera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, votaron en contra de la puesta en libertad de la magistrada Awilda Reyes Beltré y el renunciante miembro del Consejo del Poder Judicial, Francisco Arias Valera, por considerar que existen indicios de culpabilidad y peligro de fuga.


A las 12:46 de la noche, y luego de tres horas y media de deliberación, los miembros del tribunal informaron que la decisión fue dividida tomada por el voto de mayoría de ambas juezas contra el voto disidente del tercer juez, magistrado Ignacio Camacho: “se trata de una decisión tomada por el voto de mayoría de ambas magistradas”, explicó a la sala el juez.


Al leer su decisión en nombre de la Corte de Apelación, ambas juezas expresaron respecto al voto mayoritario que “el presente caso se encuentra apoderado de dos recursos interpuestos por la defensas técnicas de Reyes Beltré y Arias Valera”.


Recordaron que el juez acuo impuso medida de coerción a ambos imputados, en primer orden es de rigor procesal establecer que esta instancia judicial se encuentra en la obligación de dar respuestas y decidir sobre las conclusiones formales presentadas en el recurso de apelación, no asi en las argumentaciones presentadas por los recurrentes las cuales fueron penalizadas sin que se produjesen conclusiones relativas a la anulación de la decisión atacada ya que se ha presentado variación de las medidas expuestas.


En el análisis de la decisión apelada se establece motivaciones de hecho y de derecho en estricto apegado de las previsiones de la ley, toda vez que el órgano judicial acuo tomo la procedencia de la medida de coerción sobre la base de las circunstancias que han sido constatados por la mayoría de los impertrantes de eta sala a saber:


Primero: existen elementos de pruebas suficientes para sostener razonablemente que ambos imputados son con probabilidad autores o cómplices de las infracciones que les atribuye el ente acusador., debiendo procesarse en este punto que no se quebranta el principio de inocencia del cual se encuentran revertidos los imputados dado que el legislador lo que ha consignado es causa probable de vinculación del investigado por los hechos endilgados, denominados también la prueba probatoria.


Segundo: los ilícitos que se imputa a a los ciudadanos apelantes están reprimidos con penas privativa de libertad , tercero, existen circunstancias que no descartan de manera plena y categórica el peligro de fuga entre la cuales acoge con el articulo 219 numerales 3 y 4 de la ley 76 -02 se describen como la acciones que se les imputada el daño del ruido ocasionado debido a la repercusión que se alude se ha producido en los cimientos de la sociedad y de poner al Estado encargado de la administración de justicia debido a la calidad de los funcionarios públicos que ostentan los recurrentes.


Lo que pudiera dar a lugar a la importancia del daño que debe ser resarcido.


Tanto la magistrada como Nancy Joaquín como Sully Carmona, consideran de vital importancia evitar el peligro de fuga , pues si bien es cierto que se hace referencia a una acusación planteada, no menos cierto es que al establecerse la existencia de otras personas posiblemente implicadas, que pudieran ser objeto de investigaciones en lo adelante, de la existencia del dinero que pudiera ser objeto de infracciones atribuidas así como otros elementos considerados descrito en modo de operar por el orden acusador opusiesen constituir obstrucción judicial.


“Es válido acotar que en relación a condición de padre y madre de los respectivos hijos de los recurrentes es de conmoción humana, sin embargo , desde un criterio objetivo y acorde con el principio de igualdad de todos aceptar esto como único factor bueno y valido para sopesar un cambio de medida habría que pensar en dar el mismo tratamiento a todos los ciudadanos en igual situación que se encuentran en conflicto con la ley penal.


En relación con el arresto domiciliario considerado en la ponderación como posible medida cautelar el voto mayoritario de la corte considera que en este caso no garantizaría su finalidad de manera efectiva, ante la realidad imperante de debilidades de vigilancia.


El voto mayoritario de esta sala estima que el carácter instrumental y provisional de la medida de coerción impuesta a los recurrentes llenan su cometido, en tanto solo han transcurrido un mes de su tramitación teniendo estos habilitados la fase de revisión o de la audiencia preliminar en caso que las audiencias , circunstancias y presupuestos exigibles por la normativa variasen lo cual hasta este momento no ha acontecido.


“Esta Corte legislando justicia en nombre de la Republica, y basada en los artículos de la Constitución , Código Penal Dominicano y Procesal Penal, así como la Ley de Lavado de Activos y convenios internacionales y pactos por el voto de la mayoría de las magistradas Nancy Joaquín Guzmán y Yuly Damaris Nuñez y el voto disidente del magistrado Ignacio Camacho resuelve:


Primero: desestima los recursos interpuestos en favor por Awilda Reyes Beltré y Francisco Valera a través de sus abogados, por ser conforme a derecho


Segundo: Confirma la decisión que impuso prisión preventiva a la magistrada Awilda Reyes Beltré y al ex consejero del Poder Judicial, Francisco Alberto Valera de conformidad con los motivos expuestos.