Rio


Agentes de la Secretaría Municipal de Salud de Río de Janeiro desinsectaron hoy las instalaciones del Sambódromo, para prevenir posibles brotes del mosquito Aedes aegypti, transimisor de los virus del Zika, del Dengue y del Chikunguña.


Las autoridades sanitarias de la ciudad actuaron también en las zonas aledañas, donde se encuentran la llamada Ciudad de la Samba y los locales de las Escuelas de Samba, ya que a partir del próximo 5 de febrero se congregarán allí miles de ciudadanos que se acercarán a disfrutar de las carrozas y los desfiles carnavalescos.


Estas instalaciones serán utilizadas durante los Juegos Olímpicos de Río 2016, ya que en el Sambódromo se disputarán las pruebas de tiro con arco y servirá, además, de punto de partida y de llegada de la maratón.


Este pasado lunes, la Alcaldía de la capital fluminense anunció que intensificará las inspecciones de las instalaciones olímpicas para buscar y eliminar los criaderos del mosquito transmisor de estos tres virus, si bien recordó que se hará en el invierno austral, cuando es menor la presencia de mosquitos.


La notable propagación del zika en los últimos meses ha llevado al Gobierno brasileño a declarar el estado de emergencia sanitaria, al constatar la relación entre esta enfermedad y el aumento de casos de microcefalia y otras malformaciones en recién nacidos.


Hasta el momento, las autoridades han comprobado que 224 bebés nacieron desde el pasado mes de octubre con esta malformación debido al zika e investigan otros 3.381 posibles casos.


Por este motivo,el Gobierno ha puesto en marcha un operativo especial, en el que participan cerca de 250.000 profesionales, con el objetivo de visitar todos los domicilios del país y tratar de detectar y destruir los criaderos del mosquito.