Orange


El operador de telecomunicaciones francés Orange está en “negociaciones exclusivas” con la aseguradora Groupama para comprarle el 65 % del capital de su negocio de banca en línea, que debe servirle para llevar a cabo su proyecto de lanzarse a ese negocio en 2017.


“Queremos estar en el puesto de conductor y no en el del pasajero”, destacó en declaraciones publicadas hoy por “Les Echos” el responsable de banca móvil de Orange, Laurent Paillassot, que consideró que Groupama Banque tiene un modelo idóneo para ser una palanca de lanzamiento.


El grupo de telecomunicaciones, al anunciar ayer las conversaciones, explicó que está previsto el lanzamiento de Orange Banque “a comienzos de 2017” en Francia y luego “en otros mercados europeos como España o Bélgica”, y que ofrecerá actividades habituales de banca, de ahorro y de seguro.


El objetivo es alcanzar una facturación de 400 millones de euros en 2018 en los servicios financieros.


A finales de diciembre pasado, Groupama Banque tenía “más de 530.000 clientes” con 2.100 millones de euros de depósitos y “cerca de 2.000 millones” en créditos.


Orange, que no hizo público el precio que deberá pagar por el 65 % que quiere controlar de la filial de Groupama, cuenta para desarrollar el negocio bancario con su propia red de 850 agencias en Francia, pero también las de Groupama y Gan. Además, dispone de una gran masa de datos de sus 28 millones de clientes al móvil y 10 millones al fijo.


“Nuestro objetivo -señaló el presidente, Stéphane Richard- es convencer a un número significativo de nuestros clientes a que adopten Orange Banque, principalmente como complemento de su banco tradicional”.