Muertos


La Policía informó sobre el fallecimiento de un niño de tres años que se cayó desde un tercer piso por la reja de la verja de su residencia en San Pedro de Macorís, y de un hombre que murió electrocutado al hacer contacto con un cable del tendido eléctrico mientras pintaba el tercer nivel de una vivienda en San Cristóbal. La Policía identificó al infante como Ángel Manuel Ubiera Rapsack, quien murió a causa de trauma cráneo encefálico severo; y Manuel Emilio Brito Arias, de 48 años, fallecido a causa de shock eléctrico por quemaduras eléctricas, según los diagnósticos de los médicos legistas actuantes en los respectivos casos.


El informe preliminar del primer caso ocurrido en la calle Enrique A. Mejía, No.31, barrio Placer Bonito de San Pedro de Macorís, el menor Ubiera Rapsack recibió el golpe mortal cuando, según su padre, se levantó sonámbulo y se cayó desde el tercer piso por la reja de la verja de la casa en horas de la noche.


El niño falleció mientras recibía atenciones médicas en el Hospital Dr. Antonio Musa, de esa ciudad.


En tanto que en el segundo caso ocurrido en la calle prolongación Rafael Colón, sin número, en el barrio La Piña Madre Vieja Norte, en San Cristóbal, Brito Arias se encontraba pintando el tercer nivel de una vivienda, pero el rolo hizo contacto con el referido alambre y recibió el shock eléctrico mortal, según declaró José Luis Brito Arias, hermano de la víctima.


Manuel Emilio Brito Arias murió mientras recibía atenciones médicas en el Hospital Traumatológico Ney Arias Lora, de Santo Domingo.