Altagracia


Miles de feligreses católicos comenzaron a llegar desde este miércoles a la basílica de Higüey, desde distintos puntos del país y otras naciones, con motivo de la celebración mañana del Día de la Virgen de la Altagracia.


De acuerdo a informaciones obtenidas por END, el presidente Danilo Medina asistirá a la misa que será oficiada a partir de las 10:00 de la mañana en la basílica.


A medida que pasen las horas del día el flujo de personas al templo religioso continuará aumentando. En los laterales de la basílica muchas personas han colocados colchones, sacos, cartones y sábanas para pasar la noche.


Mientras que pedigüeños y discapacitados se han colocados en filas en la puerta principal del templo religioso a espera que los parroquianos les tiendas las manos y les den algún dinerito o regalo.


Tradicionalmente para esta época del año, con motivo de la celebración del Día de la Virgen de la Altagracia, miles de dominicanos y extranjeros se desplazan a la basílica a cumplir promesas y otros a dar las gracias por algún “favor” que recibieron de la virgencita.


A la basílica llegan hombres y mujeres descalzos, sin camisas y otros vestidos con sacos de envasar azúcar y arroz cumpliendo con promesas que hicieron a la madre espiritual del pueblo dominicano.


No solo los dominicanos visitan el templo religioso con motivo de la celebración del Día de la Virgen de la Altagracia, sino que a la basílica llegan residentes en Haití, Puerto Rico, Venezuela, Estados Unidos y otras naciones para cumplir algunas promesas.


Durante la celebración religiosa muchos aprovechan para tomarse sus tragos, cocinar y bailar al ritmo de palos en los alrededores de la básica, mientras que otras participan de las celebraciones litúrgicas o misas.


Se dijo a periodistas de END que todos los hoteles y dormitorios de la ciudad de Higüey están repletos de personas desde el pasado domingo, mientras que comerciantes y chiriperos hacen su “agosto” con la venta de comida y otras mercancías, muchos de los cuales las venden a sobreprecios a la población.