Tormenta


Jerusalén se prepara ante la posibilidad de quedarse aislada mañana por un temporal de frío que azota la región y que ya ha dejado fuertes lluvias y nieve en algunos puntos de la ciudad santa, con previsión de que la situación empeore durante la jornada.


El Ayuntamiento aseguró que ultima sus preparativos ante la tormenta que trajo el domingo las primeras nieves de la temporada al norte del país, según un comunicado.


En el territorio sirio ocupado de los Altos del Golán, el área para visitantes del Monte Hermón ha sido ya cerrada al público.


Jerusalén (situada a 750 metros sobre el nivel del mar) ha preparado 50 máquinas quitanieves, 500 kilos de sal y el equipo de ingeniería necesario para despejar las principales arterias de la urbe, además de una página web actualizada sobre los efectos de la tormenta e información útil sobre la situación del transporte público o las farmacias de guardia.


En caso de que las condiciones empeoren, los equipos de emergencia tienen en reserva decenas de quitanieves y tractores, vehículos de asistencia y rescate, además de todoterrenos que trabajarán por mantener las principales vías abiertas.


La ciudad no está habituada a condiciones meteorológicas adversas y suele colapsarse cada vez que cuaja la nieve, cerrando las principales carreteras de entrada y salida en caso de grandes nevadas.


“Pedimos a los ciudadanos que se preparen, muestren responsabilidad y sigan las instrucciones de la municipalidad y los servicios de rescate”, solicitó el alcalde, Nir Barkat.


La alcaldía recomendó hacer acopio de agua y comida para varios días, buscar fuentes alternativas de electricidad para los enfermos que necesiten de material médico eléctrico y evitar en la medida de lo posible desplazamientos, incluso en transporte público, en el que se preven cortes y retrasos.


También ha preparado miles de raciones de comida, palas, fuentes de calor, bolsas de agua caliente, sistemas de iluminación de emergencia, mantas y sacos de dormir que serán distribuidos en centros comunitarios.


La Policía también ha comenzado con los preparativos para proceder al cierre de las carreteras, incluidas vías principales como la 1 y la 443 que unen Jerusalén con Tel Aviv y ha llamado a los conductores a evitar el uso de vehículos.


Por su parte, el Departamento Meteorológico de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), anunció que se esperan nevadas hoy por encima de los 800 metros sobre el nivel del mar y por encima de 700 el martes y miércoles, acompañadas por fuertes lluvias y granizo, y advirtió de posibles inundaciones en los valles.