Papa


Integrantes de la Guardia Suiza revisaron hoy el recorrido y las disposiciones de seguridad en los tres puntos en que estará el papa Francisco el 16 de febrero durante su visita a la ciudad de Morelia, en el occidental estado mexicano de Michoacán.


Los guardias del Vaticano y del pontífice llegaron a la ciudad por la mañana del martes e inspeccionaron los 15 kilómetros de carreteras y avenidas que tendrá que recorrer el jerarca católico a bordo de un vehículo cerrado y del “papamóvil”, según el lugar al que se dirija.


Oficiales del Estado Mayor Presidencial, el cuerpo militar encargado de la seguridad del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, acompañaron a la comitiva de la Santa Sede y la apoyarán en la supervisión que hará en los próximos días a otras ciudades que visitará el papa.


Los representantes de la Guardia Suiza supervisaron las instalaciones y la seguridad de los estadios de fútbol “Venustiano Carranza” y “José María Morelos y Pavón”, así como de la Catedral de Morelia, donde Francisco oficiará una misa y tendrá encuentros con cardenales, sacerdotes, religiosas, jóvenes y niños.


De acuerdo con la Arquidiócesis de Morelia, a cargo del cardenal Alberto Suárez, se prevé que el papa esté en la ciudad alrededor de 10 horas, lapso en el que se abrirá un espacio para que el alcalde Alfonso Martínez le entregue las llaves de la ciudad.


Una fuente del Ayuntamiento de Morelia indicó a Efe que el pontífice recibirá las llaves sobre la Avenida Madero, a las afueras de la Catedral, a petición de la Guardia Suiza, que modificó el protocolo que marcaba el atrio del templo como el lugar de la entrega.


El Estado Mayor Presidencial y los diversos cuerpos de seguridad del país desplegarán un dispositivo especial durante la visita papal a Michoacán, estado donde operan grupos civiles de autodefensa y al menos seis cárteles del narcotráfico que a sangre y fuego se disputan el control de la producción y tráfico de drogas.


El papa Francisco será recibido el viernes 12 de febrero por el presidente Peña Nieto y el cuerpo diplomático del país, así como por cardenales y obispos.


El también jefe del Estado Vaticano llegará a la Ciudad de México ese día y ofrecerá el sábado una misa en la Basílica de Guadalupe, mientras el domingo cumplirá una apretada agenda en la capital del país y en el vecino Estado de México.


El lunes visitará el estado de Chiapas, el martes Michoacán y cerrará su visita el miércoles en el estado de Chihuahua.


Francisco se convertirá en el tercer papa en visitar México después de que lo hiciera Juan Pablo II en 1978, 1990, 1993, 1999 y 2002, y Benedicto XVI en 2012.