Reporte


Contrario a años anteriores, ningún hospital, ni los organismos de socorro como el Centro de Operaciones de Emergencias (COE), la Policía o la Defensa Civil reportaron heridas por fuegos artificiales o balas perdidas en las festividades de fin de años que dejaron un total de 21 fallecidos en accidentes de tránsito.


En años anteriores tanto las balas perdidas como los fuegos artificiales eran causantes de una cantidad de tragedias entre menores y adultos. Diferentes medios, incluyendo el LISTÍN DIARIO, iniciaron una campaña para el uso moderado de los fuegos artificiales, abogando por su venta controlada, lo que al parecer ha surtido su efecto.


Por igual se inició una campaña contra el uso de armas durante las festividades de Año Nuevo y el resultado es que hasta ayer no se había reportado ninguna tragedia por el uso de fuegos ni de disparos al aire.


Un total de 21 personas fallecieron en accidentes de tránsito, 14 por motocicletas, durante el asueto de fin de año y Año Nuevo, según reportes del COE.


En ese periodo ocurrieron 468 accidentes, de los cuales 139 se registraron en autopistas y carreteras, y 329 en calles y avenidas. El director del COE, general Juan Manuel Méndez, explicó que en el asueto de Navidad y en Año Nuevo murieron 41 personas en accidentes de tránsito, una reducción de 13% en comparación del año pasado donde se registraron 47 fallecimientos.


Dijo que de los 468 accidentes en la segunda fase del operativo “Convivencia segura por los valores 2015- 2016”, 292 involucraron a motocicletas, 153 vehículos livianos, tres vehículos pesados, y hubo 19 atropellamientos.


Asimismo, que 206 personas fueron afectadas por intoxicación alcohólica, nueve de ellas menores, con edades entre los 14 y 17.