Zika


El 80 % de los afectados con Zika virus no tendrá ningún síntoma, por lo que la enfermedad es muy peligrosa dados sus efectos de malformaciones genéticas en los fetos, concluyeron tres sociedades médicas especializadas reunidas en un desayuno panel organizado por la Sociedad Dominicana de Pediatría.


Las sociedades dominicanas de Pediatría, Obstetricia y Medicina Perinatal se reunieron para discutir los últimos hallazgos sobre el Zika virus, una enfermedad emergente que en los últimos meses está afectando por primera vez a poblaciones de América Latina.


Los síntomas del Zika virus son fiebre de baja intensidad, dolor articular y de cabeza, conjuntivitis, prurito y erupción en la piel, dolor abdominal, diarrea y aftas, entre otros síntomas que solo se manifiestan en el 20 al 25 % de los infectados.


La doctora Sandra Orsini, presidenta de la Sociedad Dominicana de Pediatría, dijo que los médicos dominicanos y de otros países aprenden sobre la marcha acerca de la enfermedad.


Hizo un llamado a los profesionales de la salud de todo el país a tener pendiente el virus a la hora de diagnosticar a los pacientes que lleguen a las consultas y las emergencias de clínicas y hospitales.


Recordó que la presencia del virus es de notificación obligatoria para que el Ministerio de Salud pueda llevar una estadística de los casos.


Resaltó la necesidad de que los médicos de las distintas disciplinas trabajen en equipo, tanto los ginecólogos, pediatras y perinatólogos, por la relación del virus con casos de niños nacidos con microcefalia y Síndrome de Guillain-Barré.


Indicó que un aumento de los casos de niños nacidos con esas alteraciones significaría un incremento en la población con discapacidad del país.


En tanto, el presidente de la Sociedad Dominicana de Obstetricia y Ginecología, doctor Francisco Abreu, insistió en que las especialidades deben unirse en el manejo de los casos de zika que se presenten en el país.


La doctora Danny Peña, presidenta de la Sociedad Dominicana de Medicina Perinatal llamó a los colegas en los centros de salud del país a estar pendientes de los casos y prestar atención a la parte clínica de la enfermedad para poder diagnosticarla.