Papa


El papa Francisco pidió hoy que el Jubileo de la Misericordia sirva para despertar la conciencia “muchas veces aletargada ante el drama de la pobreza”, en el mensaje publicado hoy para la Cuaresma, el periodo que precede a la Semana Santa para los católicos.


En el mensaje, Francisco recordó el tema de este Año Santo que comenzó el pasado 8 de diciembre y concluirá el 20 de noviembre al explicar que “las obras de misericordia transforman el corazón del hombre haciéndole experimentar un amor fiel”.


“Ellas nos recuerdan que nuestra fe se traduce en gestos concretos y cotidianos, destinados a ayudar a nuestro prójimo en el cuerpo y en el espíritu”, agregó.


Para Francisco estas obras de misericordia tanto corporales como espirituales a las que están llamados los fieles durante este año, y en especial durante el tiempo de la Cuaresma, “serán un modo para despertar nuestra conciencia, muchas veces aletargada ante el drama de la pobreza, y para entrar todavía más en el corazón del Evangelio, donde los pobres son los privilegiados de la misericordia divina”.


Entre ellos, el pontífice argentino recordó la necesidad de cercanía “aún más cuando el pobre es el hermano o la hermana en Cristo que sufren a causa de su fe”.