EEUU


El magnate inmobiliario Donald Trump no participará este jueves en el último debate entre aspirantes republicanos a la Casa Blanca organizado por Fox News antes de los caucus de Iowa, en respuesta al trato “injusto” y “sesgado” que considera que le da una de las presentadoras del canal.


Trump dijo hoy en una rueda de prensa en Marshalltown (Iowa) que “muy probablemente” no asistirá al debate que se celebrará en Des Moines, la ciudad más poblada del estado, y que en su lugar llevará a cabo un evento paralelo en Iowa mientras la tertulia esté en marcha.


“Veamos cuánto dinero gana Fox sin mí en el debate”, dijo Trump, en referencia a los excepcionales resultados de audiencia para unas elecciones primarias que las cadenas de televisión están cosechando durante esta campaña y que se deben en gran medida al efecto del multimillonario.


Al terminar la rueda de prensa, el director de campaña de Trump, Corey Lewandowski, aseguró a The Washington Post que el magnate “seguro que no” participará en el debate y que no hay nada que Fox News pueda hacer para convencerlo de lo contrario.


El principal motivo que esgrime Trump para rechazar participar en el evento es la moderación de la figura televisiva de Fox Megyn Kelly, con quien ha tenido varios encontronazos, a la que considera “sesgada” y que le da “un trato injusto”.


En el primer debate entre aspirante republicanos a la presidencia, Kelly hizo varias preguntas incisivas a Trump, entre ellas una sobre sus declaraciones ofensivas hacia las mujeres, y al día siguiente, en una entrevista con CNN, el magnate criticó la dureza de la periodista, de quien dijo que “le salía sangre de los ojos” y de “donde quiera que sea”.


Interpretado como una insinuación de que Kelly fue dura con él porque tenía la menstruación, ese comentario le valió a Trump las críticas de muchos de sus rivales por la nominación republicana y, además, fue vetado en una importante reunión conservadora en Atlanta a la que había sido invitado.


Los caucus que se celebrarán el 1 de febrero en Iowa inaugurarán el ciclo de primarias de los partidos tanto demócrata como republicano, y las últimas encuestas sitúan a Trump como favorito entre los conservadores para esos comicios, por delante del senador por Texas Ted Cruz.