Haiti


La comunidad internacional pidió el sábado diálogo y calma en Haití después de que la ronda electoral presidencial y legislativa de desempate fue aplazada indefinidamente.


La Organización de las Naciones Unidas, observadores electorales internacionales y gobierno extranjeros exhortaron a los actores políticos antagónicos en la nación caribeña a que negocien una solución a la encrucijada electoral que amenaza con convertirse pronto en una crisis constitucional.


La carta magna de Haití prevé el cambio de gobierno para el 7 de febrero, pero las autoridades electorales dicen que no existe posibilidad de que la nación elija al próximo presidente antes de esa fecha. Se desconoce de momento si se instalará un gobierno interino o si es posible alcanzar otra solución.


En un comunicado, el secretario general de la ONU Ban Ki-moon instó a los haitianos a trabajar hacia “la consumación pacífica del proceso electoral sin demora”.


Funcionarios del gobierno no se han referido públicamente al impase desde la tarde del viernes, cuando el Consejo Electoral Provisional pospuso por segunda ocasión la ronda de desempate sin mencionar una nueva fecha para la votación.