Cañeros


Un nutrido grupo de cañeros protestó este lunes a las afueras del Palacio Nacional con el propósito de solicitar al presidente Danilo Medina la aprobación de un tercer decreto de pensiones y el incremento de los montos, así como seguro médico y la electrificación de más de 80 bateyes.


El vocero de la protesta Jesús Núñez, explicó que los trabajadores de la caña marcharon desde el Parque Independencia hasta el Palacio de gobierno con el propósito de exigir que se les atienda en sus demandas y anunció que no descansarán hasta que les resuelvan su problemática.


“Marcharemos todos los lunes y a partir de febrero estaremos en las calles los lunes y los jueves, porque bajo ninguna circunstancia nos quedaremos en los bateyes hasta que no logremos respuesta a nuestros reclamos”, expresó.


Indicó además que pareciera que “el presidente Danilo Medina está sordo y mudo ante los reclamos de los derechos adquiridos de miles de trabajadores cañeros que contribuyeron al desarrollo social y económico de la República Dominicana”.


El líder de la marcha agregó que actualmente existen más de cinco mil cañeros a la espera de sus pensiones y solicitó al Seguro Social que valide las pensiones para que, en consecuencia, se proceda con el decreto.


“Ante esta negativa de reconocer nuestros derechos, la Unión de Trabajadores Cañeros estará realizando reuniones permanentes en todas las comunidades cañeras con el objetivo de seguir asistiendo todos los lunes al Palacio Nacional”, agregó.