Banco


El Banco Popular dominicano fue definido como “un modelo de negocio bancario y financiero que cualquier país del mundo ansía tener en su territorio, afirmó el ministro de Turismo Francisco Javier García en la cena ofrecida la noche de este miércoles en el museo Thyssen-Bornemisza, lo que fue corroborado por el vicepresidente ejecutivo senior de Negocios, Chistopher Paniagua al revelar que en los últimos diez años la entidad bancaria y sus filiales del Grupo Popular ha financiado más de US$1,400 millones para el desarrollo del sector.


A final de 2015, el BPD otorgó cerca del 47% del total de los préstamos apoyados al sector de todo el financiero nacional.


Durante la tradicional cena ofrecida por el Banco Popular a sus clientes hoteleros y a la delegación del Ministerio de Turismo que participa en la Feria Internacional de Turismo (FITUR 2016), Paniagua dijo que solo en enero la entidad ha acordado financiar US$349 millones para siete proyectos hoteleros que generarán 5,700 empleos y más de 4,100 habitaciones nuevas y remodeladas.


A la actividad asistieron 260 invitados, incluyendo al ministro de Turismo Francisco Javier García, y al ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, así como el embajador de República Dominicana en España, Aníbal de Castro; Jean Alain Rodríguez, director del Centro de Exportación e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD); Simón Suárez, presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes de la República Dominicana (Asonahores), entre otras personalidades.


Al dar la bienvenida a nombre del presidente del BPD, Manuel A. Grullón, Paniagua dijo que el turismo nacional vive en estos momentos, una industria marca país, que es emblema de República Dominicana en el mundo, y en ese tenor fue escogido para la celebración de la tradicional cena el Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid, que es también uno de los lugares icónicos de la cultura mundial, en la cual el turismo se ha convertido en una actividad empresarial que, de manera justa, ayuda a hermanar culturas diversas


Paniagua destacó que el importante crecimiento turístico que exhibe el país se debe al trabajo tesonero y a la cooperación de los sectores públicos y privados, que desde hace años han tejido una fuerte alianza con visión de futuro y han posicionado a la República Dominicana como líder regional en la industria.


“Este pasado año pasará a la historia, porque hemos cerrado acuerdos muy importantes de orden internacional, gracias a la preferencia de ustedes, nuestros clientes. Estamos estratégicamente enfocados en seguir prestando los apoyos necesarios que permitan la sostenibilidad de un negocio innovador, cada vez más diversificado, y que aporte más y mejor servicio a los visitantes, para que estos a su vez repitan su visita”, indicó.


Tras felicitar al presidente de la República Dominicana, Danilo Medina, y al ministro de Turismo, Francisco Javier García, por su visión respecto de la industria turística y por la eficiente gestión que están realizando, en beneficio del crecimiento económico y social del país y de la gente.


Paniagua citó el aporte en divisas al país generado por el turismo, que solo en 2015 aportó un volumen de US$6,074 millones y emplea a 265,000 personas de manera directa.


“Son 265,000 familias que aportan también a la estabilidad y al desarrollo del país. Es importante destacar que cerca del 20% de la inversión extranjera directa realizada en nuestro territorio el pasado año, estuvo concentrada en el sector turismo. En esencia, para el Popular el turismo significa un motor que mueve una parte fundamental de nuestro crecimiento económico, generando divisas, empleo y estabilidad”, recalcó.


El ejecutivo bancario destacó el compromiso del BPD y su disposición de seguir siendo aliado fundamental de referencia para el turismo, uno de los pilares que sustentan la estrategia nacional de desarrollo.


El ministro de Turismo destacó la importancia de la participación del Banco Popular Dominicano en la feria y dijo que “esto es un palo por los cuatrocientos once”, tras felicitar a la entidad bancaria y señalar que para él esto no es banco, es un modelo de negocio bancario y financiero que cualquier país del mundo quiere tener en su territorio.


La cena realizada en el museo Thynssen-Bornemisza fue una modalidad de gran agrado para los invitados del BPD que previo a la actividad pudieron recorrer los pasillos y observar una amplia colección de famosas pinturas del mundo.