Zika


Funcionarios de salud en Puerto Rico reportaron el primer caso de Zika, un virus portado por un mosquito recientemente vinculado con el aumento de un serio desorden neurológico entre los recién nacidos en Brasil.


“No hay razón para alarmarse y el público debería continuar tomando medidas de sentido común para evitar las picaduras de mosquitos”, dijo el congresista puertorriqueño, Pedro Pierluisi, en un comunicado.


Añadió que espera que los expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su siglas en inglés) visiten la isla a principios de enero para educar a los médicos locales a fin de “diagnosticar y tratar el virus”.


Los CDC han emitido una advertencia a los turistas que viajan a Puerto Rico y otras zonas afectadas, pidiéndoles que se protejan de los mosquitos que propagan el virus, especialmente las mujeres embarazadas.


El mosquito Aedes aegypti prospera en climas tropicales y, por lo general, vive alrededor de los edificios en las zonas urbanas.


Es conocido por picar agresivamente durante el día, pero también podría atacar por la noche, tanto adentro como afuera. Se trata del mismo mosquito que podría portar la fiebre amarilla, el dengue y el chikungunya.


No hay vacuna para prevenir el Zika y, una vez infectado, no existe medicamento para tratar el virus. Por lo general, los síntomas incluyen fiebre, sarpullido, dolor en las articulaciones y ojos rojos de la conjuntivitis.


Usualmente son leves y pueden durar hasta una semana. Otros síntomas podrían incluir dolor muscular, dolor de cabeza, dolor detrás de los ojos y vómito. Los síntomas por lo general inician de tres a siete días después de haber sido picado por un mosquito infectado.