Corrupcion


El exjuez Francisco Arias Valera fue interrogado este viernes por espacio de cuatro horas por la directora de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), Laura Guerrero, por la acusación de corrupción y lavado de activos, conjuntamente con la jueza suspendida Awilda Reyes Beltré.


Arias Valera, de acuerdo a su abogado Carlos Balcácer, decidió contestar algunas “presuntas” durante el interrogatorio.


El renunciante juez del Consejo del Poder Judicial rehusó hablar a la prensa a su llegada y a la salida del tribunal.


El exmagistrado fue trasladado bajo estrictas medidas de seguridad desde la cárcel de Najayo y conducido al despacho de la magistrada Laura Guerrero, quien esperaba su llegada para iniciar las interpelaciones.


El exmiembro del Consejo del Poder Judicial no ofreció declaraciones a la prensa a su llegada a la procuraduría.