eleven-madison-parkLos comensales en uno de los restaurantes más caros de Manhattan ya no dejarán propina al terminar su comida. El establecimiento Eleven Madison Park, situado en el distrito neoyorquino de Flatiron, decidió eliminar este concepto y subir los precios de su menú 31% para incluir servicio.


A partir del próximo año en el restaurante de tres estrellas Michelin, una comida costará 295 dólares, más 170 dólares con maridaje de vino, sumando un total de 465 dólares por persona, sin incluir impuestos. El establecimiento también ofrece un menú de degustación de temporada, que incluye de 12 a 15 platos y cuesta 225 dólares.


La decisión tiene como objetivo acabar con la disparidad salarial entre los trabajadores que reciben propinas en el comedor y el personal de la cocina, que no recibe ninguna, explicó Will Guidara, copropietario de Eleven Madison Park y The NoMad.


“Hay entusiasmo y agradecimiento del personal de cocina por el aumento del 15% (en promedio) que recibirán. En el comedor, hay una base de confianza pero, como era de esperar, un poco de temor, pues los cambios en la remuneración pueden ser atemorizantes”, dijo a CNNMoney.


Agregó que 90% de la plantilla de 150 personas se verán afectados por el nuevo plan de compensación.


Aunque aún minoritario, el movimiento contra la propina ha ido ganando tracción y suele ser más común entre los restaurantes de gama alta.


Sin embargo, el mes pasado la cadena Joe’s Crab Shack anunció que ha estado probando un modelo sin propinas en 18 restaurantes de Estados Unidos. Es la primera gran cadena en aplicar el cambio. Los trabajadores que trabajan de cara al público en los establecimientos seleccionados ganan alrededor de 12 a 14 dólares por hora, algunos un poco más.


En octubre, el Union Square Hospitality Group, que opera más de una docena de restaurantes, entre ellos el Union Square Cafe y la Gramercy Tavern en Manhattan, anunció su plan para eliminar las propinas. El grupo era del propietario de Eleven Madison Park. Pero Daniel Humm y Will Guidara compraron el restaurante en 2011.


Los trabajadores que reciben propinas en restaurantes en Nueva York recibirán un aumento salarial al final del año. El 31 de diciembre el estado elevará el salario mínimo por hora de 5 dólares a 7,50 dólares.


Fuente: CNN