Polemica


El Departamento de Estado de Estados Unidos salió en defensa del embajador de su país en la República Dominicana, James (Wally) Brewster, quien fue insultado por el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez por ser homosexual y estar casado con un hombre.


La defensa que hace el organismo al diplomático está en un artículo del portal del periódico Washington Blade, el cual cita las palabras que dijo López Rodríguez para descalificarlo luego de que éste criticara la corrupción que dijo existe en el país. El medio señala que Breswter fue llamado “maricón” por el prelado.


No obstante, el periódico aclara que en la defensa que hace el Departamento de Estado no menciona el nombre del prelado católico dominicano, pero sí reseña las declaraciones de éste sobre el tema.


“Nuestra política está dedica a eliminar las barreras a la igualdad, la lucha contra la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género, y la participación de las comunidades LGBTI en todo el mundo “, dijo el portavoz Pooja Jhunjhunwala la Espada en un comunicado.


“El embajador Brewster, como todos los embajadores de Estados Unidos, desarrolla esta política, junto con muchos otros aspectos de nuestra relación bilateral. Puede haber quienes se oponen a la promoción de los derechos humanos en diversas sociedades de todo el mundo, eso no es sorprendente, pero sí ponen de relieve por qué este trabajo es tan importante “, agregó.


A la defensa al diplomático también se sumó una organización defensora de los derechos de la comunidad LGTBI (Lesbianas, Gays, Transexuales, Bisexuales y transexuales). Marianne Duddy-Burke, director ejecutivo de Dignity, un grupo LGBT , instó la semana pasada a López Rodríguez a pedir disculpas por sus comentarios contra Brewster.


“En nombre de las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) católicos y nuestros aliados en los Estados Unidos, estoy escribiendo para objetar de la forma más fuerte posible sus recientes declaraciones que llaman el embajador estadounidense James Brewster una” esposa “, que debe ‘atenerse a las tareas del hogar.’ “escribió Duddy-Burke en una carta.


“Estos comentarios están menospreciando a un servidor público e insultar a muchos niveles, y son enteramente indigno de un oficial de la Iglesia”, dice la carta.